Inicio

Perú

Trabajo Social [1]

Presentación

Dra. Rene Valderrama. Decana de la FTS-UNA

Es importante, en un cambio de época, que la institución universitaria y en consecuencia la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano cree mecanismos de regulación y evaluación a la función que despliega y evidencie su legitimidad a partir de la exposición de resultados respecto a su quehacer en la formación académica, y si ésta, inserta en la realidad social de la intervención, responde en sentido estricto a la demanda laboral.

Desde este planteamiento se realiza este reportaje que permite auscultarnos y exponer avances en el desarrollo de la formación profesional, lo logrado en el estudio de la demanda laboral, en materia de la investigación social y el perfil que nos demandan los grupos de interés, siendo los resultados auspiciosos y que por cierto no acabados, por lo contrario requieren ser reforzados, para que la profesión de Trabajo Social logre altos estándares de calidad, logre impactos específicos en sus intervenciones, y que exprese las características distintivas de una universidad que se encuentra en un contexto andino y multiétnico-cultural, que no se sustrae de la modernidad pero que preserva su cultura, y que incorporada en la formación e intervención profesional nos da el encuadre necesario para una interacción social que propenda a la valoración y al respeto de la diversidad social, cultural al reconocimiento del otro, y a la construcción de la ciudadanía como valor democrático, aspectos, que incorporados en la formación y el desempeño profesional concretizaran el ideal de justicia social

Invitamos a su lectura y convocamos a profesionales y estudiantes de Trabajo Social, y a colegas de otras universidades para que se abra un diálogo interinstitucional sobre los perfiles del profesional de TS que el mundo actual requiere, para responder a las necesidades básicas y derechos de una mayoría de la población que requiere atención del Estado y de la sociedad, a medida que se amplía las desigualdades sociales y se profundiza la pobreza y la exclusión. Ante esta emergencia mundial a partir del COVID 19 que pone en vilo la propia existencia humana y evidencia los problemas estructurales y sistémicos de la crisis que vivimos, que tiene componentes sociales, económicos, medioambientales, políticos y culturales, nuestra profesión es hoy más necesaria que nunca.

En este referente la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano está orientada a formar profesionales para responder con calidad y pertinencia a esta problemática, imponiéndose su proyecto teleológico cuya consecuencia prístina es el logro del bienestar humano, de la persona y en una perspectiva amplia el logro del ser social, que la develan en su dimensión identitaria.

Vista panorámica de la Universidad Nacional del Altiplano
Fuente: Oficina de Imagen y Comunicación de la UNA Puno

La demanda laboral de profesionales de Trabajo Social. Necesidades y Expectativas.

Dra. María E. Zúñiga Vásquez,
Directora de la Escuela Profesional de Trabajo Social.
Puno, marzo del 2021

La Escuela Profesional de Trabajo Social, comprometida con un proceso de autoevaluación con fines de acreditación, ha considerado pertinente en este contexto realizar un estudio del mercado laboral, que nos permita con la participación de nuestros egresados y empleadores, reconocidos oficialmente como nuestros grupos de interés, analizar las tendencias en la implementación de las políticas económicas y sociales y como nuestra formación profesional debe responder en una nueva reconfiguración de la denominada nueva cuestión social, marcada por una flexibilización del mercado laboral, con exigencia en el uso de herramientas de información y comunicación.

La auditoría interna de acreditación, realizada a nuestra escuela ha incidido en la brecha que existe entre la demanda laboral respecto a la oferta académica, motivo por el cual el Comité de Calidad y la Comisión de Currículo han consensuado en sumar esfuerzos para realizar mediante una consultoría el levantamiento de información, que se traduzca en un documento que plasme, las necesidades, demandas y expectativas de ese mercado laboral y que nos permita contar con información actualizada y pertinente para la elaboración de la Estructura Curricular Flexible por competencias periodo 2021-2025. Como Escuela hemos tenido que actualizar bases de datos de nuestras/os egresados, de los principales empleadores. Hemos contado con el compromiso e identificación del grupo de interés, quienes, representados por su junta directiva, han hecho posible tener los insumos que se traducen en un documento que ha sido validado y aprobado por todas las instancias pertinentes mediante la Resolución de Decanato Nro. 065- 2021-D-FTS-UNA-P. A continuación, presentamos el resumen del Informe Final de Investigación de Mercado, que la Escuela profesional de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano Puno encargó realizar a consultores externos en 2020.

Resumen del Informe Final de Investigación de Mercado[2]

¿Existe una demanda laboral de profesionales de Trabajo Social?

Escrito por: Cristian Edward López Calsin. Jefe de Investigación
Axel Daniel Fuentes Pacheco. Asistente de Investigación

Con el propósito de identificar cuantitativa y cualitativamente las características del mercado y las preferencias de demanda laboral actual de la Escuela Profesional de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano Puno, 2020, a través de una investigación exploratoria de diseño no experimental, se procesaron datos extraídos mediante encuestas a 240 estudiantes del programa, 100 egresados y a 22 informantes clave o empleadores de diferentes instituciones de la región Puno. Se concluye que la UNA Puno sigue teniendo la mayor participación en el mercado con respecto al programa de estudios de Trabajo Social en la región sur del país, con una alta demanda por parte del público femenino, sin descuidar a la población masculina, ya que el 5% de demandantes son varones. Según el Benchmarking las competencias de “Articula de manera creativa, crítica e innovadora, conocimientos teóricos y estrategias metodológicas” y “Diseñar y desarrollar intervenciones profesionales” son competencias fundamentales en el mercado laboral para sobresalir en un mercado tan competitivo, y serán de gran importancia, por lo que es necesario adoptarla para tener mayor participación en el mercado laboral.

Por otra parte, tras una regresión por el método de Mínimos Cuadrados Ordinarios, los coeficientes estimados, nos permiten proyectar la demanda disponible hasta el 2030, del cual se proyecta la demanda efectiva, con el 2.86% de la demanda potencial bajo el supuesto de que si está interesado en estudiar la carrera de Trabajo Social. Dado ello, se concluye que el Programa de Trabajo Social, si presenta una demanda social creciente.

Ilustración 15 Demanda disponible estimada y proyectada del programa de Trabajo Social de la UNA Puno, 1988 - 2030.

Elaborado por los autores.

Pese a que el desempleo impacto fuertemente en nuestro país, llevando el desempleo a niveles históricos, los egresados en su mayoría se encuentran trabajando en su campo de estudio, por lo que la demanda laboral de esta carrera tiene fortalezas frente a eventos adversos. El salario medio de los egresados está por arriba del salario medio peruano.

Ilustración 28 Situación actual de empleo del egresado del programa de Trabajo Social de la UNA Puno.

Fuente: Encuestas a Egresados de Trabajo Social 2020

Tabla 20 Resumen estadístico del ingreso de los Egresados.

Fuente: Encuestas a Egresados de Trabajo Social 2020.

Ilustración 31 Histograma de ingresos por bloques, de los egresados de Trabajo Social de la UNA Puno.

Fuente: Encuestas a Egresados de Trabajo Social 2020

Existe relación entre los cursos que son indispensables para los estudiantes y los cursos que efectivamente les sirvieron a los egresados, todos estos relacionados a los proyectos de investigación, sin embargo, los egresados consideran que se debería mejorar la capacidad de investigación de los docentes si se quiere lograr mejores resultados. Los egresados cuentan con capacidades gerenciales como liderazgo, trabajo en equipo, aprendizaje autónomo, capacidad de resolver problemas, pensamiento crítico, responsabilidad social y comunicación efectiva, habilidades técnicas y habilidades blandas. Por último, los estudiantes del programa de estudio de Trabajo Social demandan una formación especializada para liderar proyectos sociales. Por ello, se recomienda capacitar a los docentes en investigación, fortalecer más los cursos de “Diseño de proyectos Sociales”, “Evaluación de Proyectos Sociales”, “Investigación Cuantitativa” e “Investigación Cualitativa”. Por su parte, los empleadores requieren principalmente el idioma quechua y aymara por lo que se debe poner mayor prioridad en el aprendizaje de estos idiomas.

Ilustración 36 Idiomas que requiere principalmente los empleadores de profesionales en Trabajo Social, en los egresados del programa de Trabajo Social de la UNA Puno.

Fuente: Encuestas a Egresados de Trabajo Social 2020.

Ilustración 38 Competencias específicas que el egresado considera que se deberían desarrollar, dado el contexto de la pandemia por COVID - 19.

Fuente: Encuestas a Egresados de Trabajo Social 2020

CONCLUSIÓN

Con todo ello, el perfil profesional propuesto del egresado del programa de estudios de la Escuela Profesional de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano es que es un profesional que lidera proyectos sociales y tiene capacidades de gerencia social, metodologías de capacitación y manejo de recursos humanos, resiliencia, manejo de la información, promoción de la familia y comunidades con inclusión social, adeCmás de capacidad para la realización de investigación, etc. También, presenta competencias gerenciales: liderazgo, trabajo en equipo, aprendizaje autónomo, capacidad de resolver problemas, pensamiento crítico, responsabilidad social y comunicación efectiva. Tiene, habilidades técnicas y habilidades blandas, con un nivel avanzado del idioma Quechua y Aymara y nivel intermedio del idioma Inglés, trabajando principalmente en el sector público (en programas sociales, ministerios, municipalidades, gobiernos regionales, etc.), como también en el sector privado (mineras, constructora, empresas, etc.)

Hallazgos y reflexiones sobre investigaciones desarrolladas en la Escuela Profesional de Trabajo Social, 2019-2020. Una contribución para el diseño de políticas públicas e intervención con familia.

Mg. Cathy Ivonne Alarcon Portugal*

Trabajadora Social, Licenciada en Educación, Magister en Trabajo Social y Educación, candidata a Dra. en Ciencias Sociales, Docente Auxiliar en la Facultad de Trabajo Social; línea de investigación en Familia y Educación.

RESUMEN

Este estudio descriptivo se realizó con el objetivo de visibilizar la tendencia a la que se orientan las investigaciones desarrolladas por las egresadas de la Escuela Profesional de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano Puno el 2019 – 2020, como fuente de referencia para el diseño de políticas públicas y perspectivas de intervención en Trabajo Social, considerando las líneas de investigación en familia, desarrollo humano y calidad de vida, derechos humanos y fortalecimiento democrático. La Metodología hermenéutica, técnicas analíticas y revisión documental utilizadas en el estudio, permitieron arribar a los siguientes hallazgos: Se evidencia una tendencia marcada a enfatizar las investigaciones de carácter cuantitativo en la línea de familia: realidades, cambio y dinámicas de intervención representadas en un 67% en el año 2019 y 71% en el año 2020. Existe la necesidad de ampliar el campo investigativo hacia las nuevas dinámicas sociales, generar conocimientos desde una perspectiva también cualitativa, procurar desde la escuela profesional una cultura de investigación en el ejercicio profesional, cuya generación de conocimientos tengan repercusión directa en los contextos sociales donde se desarrolla la investigación y se desempeñen los profesionales de Trabajo Social, ello en aras de consolidar a la Escuela Profesional como ente socialmente responsable en el ámbito de la investigación, desarrollo e innovación.

INTRODUCCIÓN

Se trata de una aproximación a fundamentar la investigación en el campo profesional del Trabajo social; hacerlo desde su propio espacio y asociado a las ciencias sociales, en perspectiva de generar conocimientos específicos de temas asociados a la intervención profesional, puesto que la investigación del trabajo social no se circunscribe a una perspectiva pura, pues está asociada a su aplicación en el campo de la intervención, asumiendo un sentido dual de la responsabilidad social, por un lado, aportando al conocimiento sobre las nuevas dinámicas sociales, y por otro lado, como soporte del ejercicio profesional, generando una repercusión directa en los contextos sociales donde se desempeñan.

En ese sentido, la escuela profesional de Trabajo Social, cumple un rol fundamental en la formación de profesionales con competencias investigativas, coadyuvando así al rol de la investigación que cumple la universidad, y por ende al desarrollo regional y nacional, satisfaciendo las necesidades de la población.

A decir, de Bricall, (2002) “ (…) la intencionalidad, está dirigida a la ampliación y al afianzamiento de los horizontes investigativos, en una perspectiva que aporte al conocimiento de la compleja realidad social y en su instrumentalidad contribuya a las soluciones más acuciantes de las necesidades socio económicas, por lo que rol central desde la universidad y la formación profesional son las capacidades para la producción de conocimiento e innovación, debido a que la universidad es una institución cuyas actividades se destinan directamente al enriquecimiento intelectual, moral y material de la sociedad (ya sea ésta local, nacional o global) a través de la formación de sus ciudadanos y de la realización de tareas de investigación y de aplicación de sus resultados”.

Las exigencias de una sociedad compleja en pleno siglo XXI, plantea desafíos constantes al Trabajo Social como profesión comprometida y con capacidad de asumir los retos de cambio e innovación que nos plantea la educación superior; existe una demanda hacia la universidad para asumir la investigación en su relación estrecha con el desarrollo (I+D), utilizando la variedad de métodos, tecnología e innovación que posibiliten la solución de problemas sociales.

En esta perspectiva, las universidades deben contribuir a construir una sociedad justa basada en el conocimiento, fortaleciendo una educación para la vida, empleando de manera adecuada los medios tecnológicos, vinculándose con la empresa, afianzando una identidad cultural frente a un mundo globalizado, con calidad y responsabilidad social en el cumplimiento de las funciones universitarias: docencia, investigación y presencia – servicio a la sociedad (Hoyos, 2002:192).

DESARROLLO

En el sentido precedente, la facultad de Trabajo Social asume la responsabilidad de contribuir en la formación de profesionales competentes con nivel investigativo, procurando una formación de calidad; y que a decir de Zapana (1991;52), para el Trabajo Social, la investigación social cobra especial significado, por cuanto le permite una mejor comprensión de las dinámicas y procesos sociales, la investigación se considera como un proceso sistemático que genera la producción intelectual y permite identificar la ubicación de la profesión en el contexto social, así como encontrar sus significados y valores para la intervención.

Sin embargo, en el ámbito del Trabajo Social la investigación no solo implica generar conocimientos que permitan contribuir al desarrollo, pues, como toda profesión y disciplina inmersa en las ciencias sociales está en la búsqueda constante de dotarse de un cuerpo teórico propio.

En esa perspectiva, se generan los debates y el desarrollo argumentativo, pues, desde la mirada de Nora Aquin, existen barreras que no permiten hablar de una epistemología del Trabajo Social, cómo el originario énfasis práctico, focalizado en el hacer en detrimento de la reflexión teórica y conceptual (El acopio de fundamentos teóricos, metodológicos y operativos de otros campos del conocimiento), omitir la reflexión y problematización de la experiencia como una forma de construir conocimiento. Ello implica un desafío para el Trabajo Social: Incorporar la investigación en el campo de actuación profesional, comprender que no existe ejercicio profesional, sin un nivel de interpretación y comprensión, desarrollar procesos de investigación científica que permita, sustentar a la propia profesión como a las otras disciplinas sociales. En esta misma perspectiva se enfatiza, que los programas académicos, deben constituirse en espacios de imaginación, investigación y creación, el trabajador social, cuenta con las posibilidades de conocer, comprender y entender a los actores sociales; sus valores, sentimientos, gustos, motivaciones, esperanzas y desesperanzas, que se constituye en caldo de cultivo de la investigación, «la pregunta investigativa del Trabajador Social refiere casi siempre a una dificultad social que es preciso resolver» (Aguayo, 1998:15).

A nivel de la Escuela Profesional de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano - Puno, se han desarrollado trabajos en las líneas de investigación, que enfatizan el desarrollo humano y calidad de vida, derechos humanos y fortalecimiento democrático; familia, realidades, cambio y dinámica de intervención.

Así se tiene la información siguiente:

Gráfico N° 01 SUSTENTACIÓN DE TESIS SEGÚN LINEAS DE INVESTIGACIÓN 2019 – 2020

Fuente: Revisión documental informe VRIUNAP- 2020

De acuerdo a los resultados obtenidos en el gráfico N° 01 se evidencia que el 64% de las tesis sustentadas en el 2019 y el 71 % de las tesis sustentadas el 2020 están en relación con la línea de investigación familia, realidades, cambio y dinámica de intervención, seguido de un 25% y 19% respectivamente, que enfatizan la investigación en la línea de desarrollo humano y calidad de vida y solo un 11% el 2019 y 10% el 2020 han desarrollado investigaciones en la línea de derechos humanos y fortalecimiento democrático.

En el ámbito de la familia, los problemas se fueron complejizando, la familia se ha visto inmersa en una crisis económica sin precedentes, se ha constituido en la última barrera que actúa como elemento de protección frente a los procesos de exclusión social. Ese carácter histórico de la familia como célula básica de la sociedad ha sido, es y seguirá siendo unidad de análisis desde la perspectiva investigativa; tal como señala García (2013) (…) en el ámbito del Trabajo Social con familias, la evaluación de la situación en la que se encuentran las familias es un paso necesario para diseñar un proyecto de intervención adecuado.

Gráfico N° 02 TEMATICAS ABORDADAS EN LAS INVESTIGACIÓN DURANTE EL 2019 – 2020

Fuente: Repositorio institucional UNAP- FTS

En el gráfico N° 02, los resultados evidencian que durante los años 2019 y 2020 las temáticas más abordadas en un 21% son la violencia familiar, relaciones familiares, dinámica familiar, abandono familiar, vinculada directamente con problemáticas que presentan los niños y adolescentes en el ámbito educativo, desarrollo personal, socialización y convivencia escolar, situación de las mujeres y adultos mayores en sus categorías de análisis vinculadas con violencia, abandono, exclusión del que son objeto, reflejando la crisis de valores y vulnerabilidad en el que se encuentran.

Según el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual (PNCVFS) a través de la Unidad de Generación de Información y Gestión del Conocimiento en la presentación del estudio: Estado de las investigaciones sobre violencia familia 8r y sexual en el Perú 2011 – 2015 los temas más estudiados respecto a violencia familiar: En un 43.4% se refieren a violencia familiar, el 13.2% violencia conyugal o de pareja y 11.6% la violencia de género. En tanto desde una perspectiva de género, son las mujeres quienes investigan más sobre temas asociados a la violencia familiar y sexual (78%), a comparación de los varones (22%). Mientras que geográficamente los departamentos con más investigaciones sobre violencia familiar y sexual son: Lima con 52 investigaciones, Arequipa con 23, Junín con 11, Huánuco con 9 y La Libertad con 8 investigaciones. Los datos evidencian que la violencia familiar es una problemática álgida y motivo de investigaciones desarrolladas en esa línea a nivel nacional. Sin embargo, en el reporte no aparecen los estudios desarrollados por las egresadas de la Facultad de Trabajo Social como aporte y fuente de información y referencia a nivel de la región de Puno.

El abordaje de la familia a nivel investigativo integra otras categorías de análisis en tanto se relaciona o asocia con aspectos de carácter personal, social, económico, cultural, político; en tal sentido, será necesario que las investigaciones desarrolladas por las egresadas en la línea de familia, que se encuentran adjuntos en el repositorio institucional de la Universidad Nacional del Altiplano Vicerrectorado de investigación, sean sistematizadas y socializadas a fin de evidenciar los efectos o repercusiones de la problemática familiar en el desarrollo integral de sus miembros y de la sociedad. En ese sentido, el saber acumulado sobre la familia, cambio y dinámicas de intervención permitirían plantear estrategias globales, innovadoras que contribuyan a la superación de los problemas que atraviesa la familia en nuestra sociedad.

A decir de Falla (2009), las investigaciones deben estar articuladas a los problemas socio políticos, económicos, ambientales y a las necesidades de la sociedad, de tal manera que generen un conocimiento integral, donde la participación de diversos enfoques metodológicos y la integración de varias disciplinas, aporten soluciones integrales a los problemas sociales. En este entender la relación productividad – innovación es base para el desarrollo humano y económico; por ello se plantea que el producto de las investigaciones deben tener una aplicabilidad directa en los contextos donde se investiga, pero debido a las estructuras socio-políticas y económicas imperantes, la relación: investigación – mejores niveles de vida – desarrollo, no es unidireccional, muy por el contrario, la experiencia ha demostrado cómo el producto de las investigaciones sociales no son muchas veces tenidas en cuenta. Un claro ejemplo es la realidad que se presenta en el ámbito de la investigación en el contexto actual donde existe un escaso o mejor planteado nulo apoyo del estado para impulsar las investigaciones científicas frente a la problemática del COVID 19 en nuestro país.

Si bien se plantea la investigación como un proceso que se da en un contexto en el cual tiene lugar una serie de relaciones y en el que concurren intereses, actores, valores como lo menciona Gartner, está asociado con factores institucionales, del mismo sujeto que investiga, de la comunidad en la que está inmerso, del interlocutor y la misma disciplina o profesión que la vienen a caracterizar; dentro del enfoque histórico-crítico también se tiene que ver la realidad social con una visión de totalidad articuladas e interconectadas, permitiendo el reconocimiento de que los principales problemas que enfrenta nuestra sociedad complejizada no se pueden resolver descomponiéndolos en pequeñas partes que parecen fáciles de manejar analíticamente, sino más bien abordando estos problemas, a los seres humanos y a la naturaleza, en toda su complejidad y en sus interrelaciones (Wallerstein, 2001:87).

En tal sentido, definir las líneas de investigación conlleva a su vez en pensar que deben tener un carácter interdisciplinario, que promueva la generación de conocimiento en diversas temáticas conllevando a la formación de grupos de investigación según líneas; además, desde una perspectiva socio-crítica implica reconocer la realidad social no como “objeto” de conocimiento, sino como una totalidad impregnada de aspectos tanto subjetivos como objetivos; la objetividad científica exige que las dos sean tomadas en cuenta, porque el comportamiento social explícito está cargado de valoraciones implícitas que lo condicionan y lo hacen posible (Bonilla, 1997:27)

En la misma línea Falla U. (2009) precisa que si comprendemos la realidad social, como una construcción cultural colectiva que hace el ser social a partir de sus propias percepciones y conocimientos, mediadas éstas por la red de relaciones que entretejen su devenir histórico, con otros sujetos sociales y con las instituciones socialmente construidas, entonces se puede plantear que el objeto de las ciencias sociales está constituido por la diversidad de problemas sociales que deben ser analizados, comprendidos e interpretados desde su propia complejidad. Desde esta perspectiva es posible explorar otros escenarios para la generación de conocimiento como la resiliencia, enfoque que ha fomentado un cambio en la percepción de los seres humanos, conllevando a que el trabajo social en sus procesos de intervención cambie de modelos de intervención centrados en los riesgos a modelos de prevención basado en las potencialidades y en los recursos que poseen vinculando al ser humano relacionándolo con su entorno (Manciaux, Lecomte, Vanistendael, Schweizer et al., 2003). Ampliando aún más en las posibilidades de pensar en nuevos escenarios de intervención y líneas de investigación en un contexto globalizado de intercambios económicos, culturales y políticos que se experimentan en el mundo, como la imposición de modelos de desarrollo neoliberal que afectan de manera directa el concepto de territorio, cultura, ambiente y dinámica interna de las personas y sociedades; se asume un compromiso por la identidad territorial y la protección de sus espacios ambientales y culturales; así como una lucha frontal por el trabajo digno que respete y valore la situación local de cada región. Lo cual genera la necesidad de trabajadores sociales críticos y gestores, según lo indica Ruiz (s.f.).

Otro aspecto no memos importante de ser destacado en el artículo es la falta de consolidación de un mercado de ciencia e innovación, aspecto que está vinculado con voluntad política que incentive la investigación y una cultura investigativa en la región (Fajardo, 2001:17) En tanto que para ampliar las experiencias investigativas en los espacios de intervención de los profesionales de Trabajo Social se requiere de políticas, objetivos y estrategias que la estimulen y que se haga evidente en la existencia de una cultura investigativa, en la que se promueva la calidad de los procesos de formación e investigación al interior del sistema educativo, como también se analice su pertinencia en el entorno.

CONCLUSIONES

Las investigaciones desarrolladas por las egresadas de la Escuela Profesional de Trabajo Social en su mayoría se enmarcan dentro del paradigma cuantitativo enfatizando en la linea de Familia: realidades, cambio y dinámicas de intervención, representadas en un 67% el 2019 y 71% el 2020.

Considerado las nuevas dinámicas sociales en un contexto globalizado, se requiere ampliar el campo investigativo en lo social y disciplinar desde una perspectiva socio-crítica enmarcado en el paradigma cualitativo, promoviendo una cultura investigativa en el ejercicio profesional cuya generación de conocimientos procuren repercusión directa en los contextos sociales donde se desarrolla la investigación y en los diferentes espacios de intervención profesional del Trabador Social.

Definir las líneas de investigación conlleva a su vez en pensar que estas deben tener un carácter interdisciplinario, que promuevan la generación de conocimiento en diversas temáticas conllevando a la formación de grupos de investigación según líneas.

El saber acumulado sobre la familia, cambio y dinámicas de intervención debe permitir plantear estrategias globales innovadoras que contribuyan a la superación de los problemas que atraviesan las familias, aspectos aun débiles en el desarrollo de la investigación, porque no se ha trascendido, debido a que las investigaciones una vez sustentadas son productos poco socializados y escasamente concretizados en propuestas para su contribución a la superación los problemas que presenta la familia, así como en las diferentes problemáticas abordadas en las investigaciones en la escuela profesional.

La producción de conocimiento debe constituirse en fuente de referencia para el diseño de políticas públicas y fundamentalmente generadoras de conocimiento para la intervención del Trabajador Social.

BIBLIOGRAFÍA

Aguayo, C. Ponencia: El sentido de la investigación en trabajo social: desafíos epistemológicos y políticos de la acción social”.

Bonilla, Castro, Elssy y Penélope Rodríguez. 1997. Más allá del dilema de los métodos: La investigación en las ciencias sociales. Bogotá: Norma editores. 2ed

Falla U. (2009) reflexiones sobre la investigación social y el trabajo social, Tabula Rasa N° 10 Cundinamarca Bogotá Colombia.

Gartner (2006) Modelo Gerencial para la formación investigativa en trabajo Social. Cali: CONETS. Memorias del Encuentro Nacional Sobre Formación Investigativa en Trabajo social.

García (2003) Investigación Trabajo Social con familias: los estilos familiares como indicadores de riesgos, una investigación etnográfica:

Hoyos, V. Guillermo. 2002. Nuevas Relaciones entre Universidad – Estado – Sociedad En: Henao, W. Myriam (compiladora). Educación Superior – Sociedad e Investigación. Bogotá: ASCUN Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología “Francisco José de Caldas”- Colciencias.

MIMP (2019) Boletín informativo informe estadístico N° 02 2018, Lima Perú

Ruiz, K. (s.f.). Teoría y práctica de la gestión social. Recuperado de http://www.semahn.chiapas.gob.mx/portal/descargas/ guardaparques/articulos/Textos_Teoria_ prctica_de_gestion_social.pdf Ruiz, K. (2008). Teoría y práctica de la gestión social I. Recuperado de http:// cienciassocialeskathy.obolog.com/teoriapractica-gestion-social-i-568642

Vargas de Roa, (1999). La formación académica del Trabajo Social Colombiano: Su papel en la transformación y desarrollo del país. En: Revista colombiana de Trabajo Social. Consejo nacional para la educación en trabajo social. No 13 p. 61 – 80. Bogotá: Universidad Nacional.

Zapata, A. 1991. La Investigación en el Currículo de Trabajo Social. En: Revista colombiana de Trabajo Social. Consejo nacional para la educación en trabajo social. No 4 p. 51 – 57. Cali, Univallle.

Practica de Trabajo Social- proceso de Diagnóstico social- Investigación Social.

Fuente: Coordinación de Tecnología y gabinete TS

Opinión de los Grupos de Interés sobre el perfil profesional y el rol del Trabajo Social.

La escuela cuenta con 11 instituciones que cumplen el rol de grupos de interés identificados, a su vez, estas 11 instituciones generan 17 involucrados en total. La escuela está abocada a lograr una mayor participación de los Grupos de Interés en los programas de estudio mediante mecanismo que consideran la importancia de esta participación para que la oferta académica sea pertinente con la demanda social. (Del informe de auditoría interna. Modelo de acreditación Sineace FTS UNA PUNO)

Los Grupos de Interés han sido reconocidos por resolución de Facultad de Trabajo Social 159-2020-D-FTS-UNA-P, del 6 de noviembre de 2020, y su vigencia es por dos años.

Participación de los Grupos de Interés

Fuente: Dirección de la Escuela Profesional de Trabajo Social. UNA Puno

.

GRUPOS DE INTERÉS RECONOCIDOS POR LA FACULTAD DE TRABAJO SOCIAL UNA PUNO

Recomendaciones de los Grupos de Interés sobre el perfil y el rol del Trabajo Social.

.

LIDIA MALDONADO MAMANCHURA. Trabajadora Social. Especialista de Atención. Unidad Territorial del Programa Nacional Aurora. Centro de Emergencia Mujer de Puno

Propongo que el perfil del egresado del Trabajo Social de la FTS UNA, debe incluir:

  • Atender situaciones individuales de la persona que interfieran en su aprendizaje: absentismo, fracaso educativo, desmotivación, problemas relacionales y de comunicación, inadaptación.
  • Percibir conductas conflictivas que perturben la convivencia escolar como el maltrato escolar, acoso o ciberacoso.
  • Detectar desajustes familiares: violencia, malos tratos, desprotección o negligencia familiar, deficiencias de recursos básicos, carencias emocionales, falta de higiene, problemas de alimentación, etc.
  • Prevenir delincuencia y situaciones de inadaptación.
  • Facilitar información sobre la situación sociofamiliar de los integrantes del grupo familiar.
  • Potenciar estilos de crianza democráticos, cercanos y comunicativos que promuevan el desarrollo integral de la familia.
  • Colaborar y desarrollar programas de formación, de apoyo, asesoramiento y de orientación familiar a padres y asociaciones de madres y padres.
  • Favorecer la participación familiar-comunidad educativa en la marcha del centro.
  • Valorar el contexto sociofamiliar de estudiantes con necesidades específicas.
  • Implicar a los padres en la búsqueda de soluciones a los problemas que puedan darse en los distintos niveles formativos.
  • Fomentar las relaciones familiares entre sí y con el centro educativo.
  • Facilitar formación y asesoramiento en coordinación con las instituciones para dar respuesta a situaciones conflictivas de la mujer y los integrantes del grupo familiar con dificultades sociales procedentes de su contexto familiar y comunitario.
  • Coordinar y cooperar con los servicios comunitarios existentes para dar respuesta a las necesidades de las mujeres y los integrantes del grupo familiar: Servicios Sociales, Servicios de Protección de Menores, de Apoyo a Mujeres Víctimas de Violencia, Sanitarios, etc.

.

RICARDINA YAMPARA APAZA. Trabajadora Social. Relaciones Comunitarias. Compañía Minera Veta Dorada. SAC

El fin específico del Trabajador Social Relacionista Comunitario Minero, es el bienestar de la comunidad, frente a las condiciones de vulnerabilidad, en donde se encuentra ubicada la unidad minera. El rol fundamental del Trabajador Social es la resolución de conflictos socioambientales entre la empresa minera y la comunidad. Por tanto, el perfil del Trabajador Social egresado para ejercer en el área de Relaciones Comunitaria, debería incluir:

  • Dominio del Trabajo Social Comunitario
  • Manejo del paradigma de Responsabilidad Social, derechos humanos, territorialidad, transculturalidad, enfoque género y cultura de paz.
  • Manejo de conflictos socioambientales
  • Manejo de proyectos de gestión social
  • Especialización en Relaciones Comunitarias
  • Habilidades de liderazgo social
  • Dominio de idioma nativo de la zona o del lugar
  • Manejo de office a nivel intermedio a avanzado
  • Inglés, básico como mínimo.
  • Licencia de Conducir de camioneta de preferencia y de moto.

.

VIRGILIO INCACUTIPA LIMACHI. Sociólogo. Coordinador de enlace del MIDIS Puno.

Considero que además de las capacidades y habilidades s del o la egresada de Trabajo Social sería importante fortalecer las siguientes; conocimiento de políticas de inclusión social, políticas de desarrollo infantil temprano, además del manejo de herramientas vinculados a la gestión, monitoreo y seguimiento de programas sociales como el Presupuesto por Resultados - PPR, también sería bastante valorado, las habilidades de comunicación escrita, como elaboración de reportes, informes, memorias y otros. El conocimiento del código de ética como las cualidades de atención al usuario en el marco de la ley de acceso a la información son desde mi punto de vista obligatorios. Para los cargos de nivel intermedio, conocer, aunque sea de manera general las herramientas administrativas del estado como OSCE, SEASE, SIGA entre otros.

En el proceso de la formación sugiero se incorporen contenidos referidos a políticas de desarrollo e inclusión social y políticas de desarrollo infantil temprano.

Los integrantes del grupo de interés podrían colaborar en el proceso de la formación, así como en la especialización de los egresados, estos podrían ser trabajados en espacios de socialización de experiencias entre los docentes de la escuela profesional, profesionales que laboran en distintas instituciones, egresados y estudiantes.

.

DORIS TOVAR LUQUE. T.S. Doris Tovar Luque. Jefa de la Oficina de Servicio Social de la Dirección de Bienestar Universitario de la UNA Puno.

El perfil de cada egresada debe tener mayor capacidad de resolución de problemas en gestión de:

  • Niveles de seguridad social Inscripciones de derechohabientes, (cónyuge, hijos y conviviente) en prestaciones económicas (enfermedad, maternidad, lactancia y sepelio)
  • Conocimiento de legislación laboral en el sector privado y público.
  • Conocimientos en la formación psicosocial.
  • La formación de cada futura colega debe incluir conocimientos sobre gestión y el manejo de cada herramienta de recursos humanos.
  • La proactividad dentro de una institución sea pública o privada, la capacidad de innovar dentro de los planes operativos de cada institución.

.

HAYDEE MACEDO ARGANDOÑA. Dirección Regional de Educación de Puno. Equipo itinerante de convivencia escolar. Presidenta de los Grupos de Interés de la Facultad de Trabajo Social de la UNA PUNO

La importancia que tiene la intervención del profesional en Trabajo Social que brinda el servicio dentro del sector educativo en los niveles de la educación básica regular, públicas y privadas es indispensable para el desarrollo de la sociedad, rápidamente se debe adentrar en los factores bio-psico-sociales que afectan el rendimiento escolar de los niños, niñas y adolescentes; además visibiliza como el gobierno a través de políticas públicas y estatales pretende conseguir una educación integral, de calidad y calidez.

Se necesita que el estado valore y reconozca la función que cumple el/la profesional de Trabajo Social, que posee un enfoque amplio de intervención y se hace notar la importancia que posee la intervención del Trabajo Social dentro del ámbito educativo, estableciendo a la profesión como un ente que investiga procesos concretos relacionados a las condiciones de vida de los individuos, sus necesidades y potencialidades, y que a través de sus funciones y actividades, interviene en el reconocimiento y resolución de problemas entre las interacciones humanas e institucionales, a fin de lograr un mayor bienestar social e individual de los estudiantes.

El profesional en trabajo social en cada institución educativa tiene como propósito fundamental realizar asistencia técnica y brindar soporte socio emocional a toda la comunidad educativa de acuerdo a la planificación que define el MINEDU; por ende, se espera que el egresado/a de la facultad de Trabajo social de la UNA PUNO este en la capacidad de poder desempeñar las siguientes funciones:

  1. Desarrollar las competencias profesionales del personal de la I.E. para la promoción de la convivencia escolar, la prevención y la atención de la violencia escolar.
  2. Coordinar con el personal directivo de la I.E. el desarrollo de la intervención, así como el estado de la misma, los resultados y/o dificultades encontradas en la implementación.
  3. Establecer alianzas y redes de protección entre las II.EE. educativas focalizadas y los servicios locales para la prevención y atención de la violencia, así como con representantes comunales, locales y regionales.
  4. Promover el fortalecimiento de las familias y de las capacidades en la comunidad educativa para la identificación de factores asociados a la gestión de la convivencia escolar y tutoría.
  5. Evaluar los logros alcanzados por las II.EE. a partir de la intervención y realizar la retroalimentación necesaria para la sostenibilidad de los resultados.
  6. Presentar las evidencias que sean solicitadas por los especialistas de convivencia escolar de UGEL y el equipo de fortalecimiento de la gestión de la convivencia escolar del MINEDU como parte del seguimiento y monitoreo.
  7. Promover capacitaciones de fortalecimiento de la gestión de la convivencia escolar y la tutoría según currículo nacional del MINEDU

La formación profesional debe incluir programas de perfeccionamiento de 1200 horas mínimo en temas de: Convivencia Escolar, Tutoría y Orientación Educativa, Protección y derechos de Niños, Niñas y adolescentes o atención de la violencia, Gestión de proyectos educativos, sociales o comunitarios, Psicología Social, Terapia Familiar, Gestión de las Emociones, Tanatología, Telemática y medios de audiovisuales de comunicación, Digitalización y uso de las Tecnología, Información y Comunicación, entre otras relacionadas al logro de los aprendizajes esperados de los niños, niños y adolescentes.

.

SORAIDA GÁLVEZ CONDORI. Trabajadora Social. Profesional de Promoción y Prevención del CEM Puno- Programa Nacional Aurora MIMP

El o la profesional en Trabajo Social debe estar capacitado para interpretar desde una perspectiva integral la problemática social, lo que le permite intervenir adecuadamente en las estructuras de participación de los actores y sectores sociales, y contribuir en disminución de la violencia hacia las mujeres e integrantes del grupo familiar. Debe estar preparado para contribuir a mejorar la calidad de vida de la población mediante su participación activa y consciente en el desarrollo humano, el bienestar social, la inclusión social, la educación comunitaria, salud pública, derechos humanos, la orientación familiar y la preservación del medio ambiente, contribuyendo así al desarrollo pleno del ser humano y respondiendo a las expectativas y retos del rol en el nuevo contexto de la pandemia, dominar las TICs, así mismo debe ser intolerante a todo tipo de violencia.

Siendo el objetivo del Programa Nacional AURORA implementar y promover servicios especializados de prevención de la violencia hacia las mujeres, integrantes del grupo familiar y personas afectadas por violencia sexual, acoso político y otros, así como de atención y de protección a las víctimas; como profesional en Trabajo Social del Programa Nacional Aurora del MIMP en el perfil del egresado del Trabajo Social propongo lo siguiente:

  • Capacidad de escucha activa, identificar casos de violencia hacia las mujeres e integrantes del grupo familiar. (Diagnostico).
  • Evaluar y valorar el riesgo de las o los usuarios/as para prevenir nuevos hechos de violencia.
  • Coordinar con actores claves a fin de viabilizar soluciones ante la problemática de violencia.
  • Dominio y manejo de instrumentos de gestión POA, elaboración de fichas, informes y otros documentos que se requieran.
  • Tener comunicación asertiva, liderazgo, ser intolerante a la violencia.
  • Realizar visitas domiciliaras y manejo de estrategias para identificar y acompañar los casos de violencia.
  • Manejo de metodología de capacitación a adultos.
  • Manejo de grupos y organizaciones para realizar acciones de prevención de la violencia y promoción de los servicios del CEM y otros.
  • Manejo adecuado de las TICs.
  • Liderazgo y trabajo en equipo.
  • Concertador/a con aliados estratégicos.
  • Manejo de conflictos.
  • Terapia familiar
  • Presentar propuestas y políticas sociales en cuanto a la inclusión social.
  • Conocer sobre el tema de violencia para brinda información y sensibilizar a la población.
  • Control emocional y brindar soporte socioemocional.
  • Dominio de los idioma nativo y extranjero.
  • Capacidad de elaborar y presentar proyectos como alternativas de solución a la problemática.

.

MARGOT QUISPE YANARICO. Trabajadora Social. Asistente Social del Distrito Fiscal de Puno. Ministerio Público- Fiscalía de la Nación.

El Ministerio Público Distrito Fiscal de Puno, tiene como misión defender la legalidad y los intereses públicos tutelados por la ley; prevenir y perseguir el delito; defender a la sociedad, al menor y a la familia en juicio; velar por la independencia de los órganos jurisdiccionales y por la recta administración de justicia, es por ello que los despachos fiscales atiende las 24 horas del día y acuden ante cualquier acontecimiento delictivo que ocurra, el trabajo se realiza en coordinación interinstitucional y en trabajo de equipo.

  • En la Unidad Distrital De Asistencia A Victimas Y Testigos (UDAVIT) realiza las visitas domiciliarias, entrevistas de caso, acompañamiento a las audiencias, elaboración de informes sociales e informes a los fiscales según corresponda el caso.
  • En la Fiscalía Provincial Especializada En Delitos De Trata De Personas De Puno, cuenta con equipo multidisciplinario donde se realizan intervenciones en diferentes Distritos de la Región Puno conjuntamente con el Fiscal, policía especializada, donde se realizan operativos para recuperar a las adolescentes que en muchos casos se encuentran desaparecidas y se encuentran trabajando como damas de compañías, donde la trabajadora social participa en los operativos que normalmente se realizan en horas de la noche , a las victimas menores la trabajadora social brinda el acompañamiento y protección en las viviendas de albergue que cuenta la fiscalía especializada realiza el seguimiento, informes, reinserción familiar entre otras actividades de intervención frente a la trata de personas que en la Región de Puno los índices son altos.
  • Medicina Legal la trabajadora social realiza visitas domiciliarias, realiza informes de peritaje social y participa en las audiencias con las víctimas.
  • Bienestar Social, se realiza la atención a todos los servidores de la Región Puno y adecua sus estrategias de atención de acuerdo a la realidad y se tiene que seguir capacitando para estar preparada para la atención y orientación a los servidores según normativas vigentes.
  • Programa Estratégico - Jóvenes Lideres Hacia Un Futuro Mejor- Puno, realiza su intervención conjuntamente con la Fiscalía Provincial Civil Y Familia, actúan en los colegios selecciones para brindar atención a los jóvenes para promocionar estudios superiores, técnicos y evitar que al egreso dejen de estudiar y se dediquen a actos delictivos.

La trabajadora social en la Fiscalía cumple diversos roles de intervención en los diferentes ámbitos que cuenta, que sería importante reforzar en la formación profesional debido a que se están habilitando nuevos campos de intervención. Por ello la importancia de interactuar con la Universidad y poder compartir la experiencia de intervención con las alumnas de ultimo nivel.

.

GALERÍA DE FOTOS

Pabellón Antiguo de la Facultad de Trabajo Social de la UNA Puno

Fuente: Coordinación de Tecnología y Gabinete de la FTS UNA Puno.

.

Sala de cómputo de la Facultad de Trabajo Social de la UNA Puno

.

Participación de la Facultad de Trabajo Social en la vigilia de lucha contra la violencia a la mujer.

.

[1] Este artículo ha sido concebido como un reportaje y ha sido producido por la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Altiplano de Puno en Perú, y en coordinación estrecha con Celats y bajo la dirección de la Decana de la facultad Dra. Rene Valderrama, la revisión académica de la Directora de Estudios Mg. Emma Zúñiga del informe de los consultores que presentan aquí un resumen de los resultados del estudio, el apoyo de la Directora de Investigaciones Dra. Victoria Quispe. Además, se contó con la colaboración de la docente Mg. Katy Alarcón quien es la autora del articulo sobre investigaciones sociales aplicadas por las tesistas y egresadas de la facultad; y el apoyo técnico de la comunicadora Mg Juana Bustinza quien hizo la selección de las fotos que ilustran este artículo. Se ha contado además con la colaboración de representantes de los Grupos de Interés de la facultad, quienes han dado sus opiniones sobre el perfil profesional que demandan la realidad social y los empleadores.
[2] Para mayor información. El link del repositorio donde se encuentra el documento completo del Estudio de la Demanda Laboral es el siguiente: https://ftrabajosocial-unap.edu.pe/informe-de-estudio-de-la-demanda-laboral/
.
Datos de los autores:
Cristian Edward López Calsin – Jefe de Investigación:
Axel Daniel Fuentes Pacheco – Asistente de Investigación :